01/06/2017

El flamenco

Baile flamenco

El flamenco es un estilo de baile, música y canto que integra estos tres elementos para realizar un espectáculo, cuyo instrumento protagonista es la guitarra. El flamenco surge en el siglo XVIII en Andalucía y tiene orígenes de diferentes estilos como el árabe, judío, gitano y cristiano. Todos estos estilos se mezclan con el estilo andaluz. Aunque el flamenco se asocia mucho con el estilo gitano, es correcto decir que se trata de una mezcla de distintos estilos de baile y música. Incluso integra algunos elementos de la cultura africana en su música. La variación de culturas se nota en cuanto se escucha, ya que podemos identificar diferentes elementos, como por ejemplo: cantos gregorianos, ritmos africanos, sonidos árabes, cantos de la sinagoga y cantos populares de Andalucía.

En el baile flamenco podemos identificar características de los bailes tradicionales españoles. Se utilizan pasos de baile originarios de la India, que fueron adaptados a bailes andaluces por gitanos, y también bailes originarios de África. El baile flamenco integra tres de las culturas que son esenciales para la música y el baile:

  • Cultura de Andalucía: esta cultura presenta elementos de elegancia, picardía, frescura y gracia.
  • Cultura gitana: esta cultura aporta la garra de la interpretación y el temperamento del baile.
  • Cultura africana: esta cultura aporta sus ritmos binarios y la sensualidad de los contoneos.

En el flamenco se mezclan en una sola expresión artística: el baile, la guitarra y el canto. Se complementan estos tres elementos de modo que hace que sea imposible identificar el flamenco si falta alguno de ellos. Se utilizan movimientos de brazos y muñecas, giros, contoneos, ritmos, zapateos y contratiempos. Se tiene que tener una coordinación para que el baile sea espectacular. Básicamente el bailador se convierte en músico cuando zapatea al mismo tiempo que el son de la guitarra. Cada canto de flamenco tiene su propio estilo, su propio sentimiento y su propio ritmo. De acuerdo con el canto, el bailaor crea su propio baile y su propia interpretación, sin embargo no sigue ningún patrón ni ninguna coreografía.

El flamenco trata de expresar sentimientos y vivencias emocionales. Los principales sentimientos que se expresan son el dolor, la angustia, la soledad, la desesperación, la pasión, el desamor, la alegría y el amor. Cada uno de los temas trata de expresar diferentes sentimientos, creando una armonía perfecta y en vez de bailar, el bailarín cuenta y narra un sentimiento, tratando de crear un momento emotivo entre él y el espectador.

, ,